Integrated Building Management - Energy Management

GESTIÓN DE RECURSOS: GESTIÓN DE LA ENERGÍA

NECESIDADES

Comprender el flujo de energía de un edificio es esencial para poder llegar a ahorrar: solamente si el operador del edificio sabe exactamente cuánta energía consume cada sistema de cada zona se pueden dirigir las decisiones de inversión hacia los puntos que ofrezcan el mejor retorno de la misma.

Para comprender el consumo de energía se deben llevar a cabo diferentes tareas:

  • 1. Adquisición de datos: implica una medición del consumo del recurso en tiempo real. La medición va más allá del mero seguimiento del consumo energético. También incluye la supervisión del flujo para comprender, por ejemplo, cuánta agua se consume y dónde. La medición debería realizarse tanto en el lado de suministro como en el de consumo para conseguir compren­der dónde se consume la energía suministrada. En la actualidad es preferible utilizar medidores «conectador por bus» a los «contadores de pulsos» porque hay un riesgo menor de pérdida de datos.
  • 2. Normalización/conversión: implica «traducir» el consumo energético en algo que el usuario pueda comprender. Cada usuario tiene una percepción diferente del consumo energético. Mientras que para un fabricante de coches la energía puede medirse, p. ej., como «los kWh necesarios para producir un coche», para un maestro podría entenderse como «kWh por alumno y hora de clase». Una de las partes del proceso de normalización es la eliminación de las influencias externas para que el consumo energético sea comparable entre diferentes edificios. Entre estas medidas se podrían incluir, p. ej., la división del consumo energético entre el número de metros cuadrados del edificio, o la operación en determinadas condiciones climatológicas para mostrar el consumo energético en función de los grados-día de calefacción. Es posible utilizar términos matemáticos para calcular indicadores clave para la supervisión continua del rendimiento de un edificio.
  • 3. Archivo: implica el almacen­amiento y la recuperación de los datos energéticos correspon­dientes a un período de tiempo lo suficien­temente largo como para poder extraer conclusiones.
  • 4. Visualización/redacción de informes: supone la transformación de los datos en representaciones legibles y sencillas de entender (casi gráficas). Estos informes tienen como objetivo poder detectar de manera sencilla anomalías en el consumo energético y proporcionar los medios para identificar sus causas básicas.
    Si se realizan los pasos anteriores de manera continua, no solamente ayudan a identificar puntos de optimización potenciales, sino que también pueden utilizarse para comprobar el retorno de la inversión en la adaptación energética.
  • 5. La gestión eficaz de la energía no es solo buena para el negocio, sino que se está convirtiendo en una necesidad. La mejor manera de conseguirla es con la ISO 50001. Esta norma internacional describe prácticas de gestión de la energía que conducen al ahorro, a la reducción de costes y al cumpli­miento de los requisitos medioam­bientales. ENERGY VISION de CentraLine puede ayudarle a obtener la certificación según la norma ISO 50001.
Leer más

SOLUCIONES

CentraLine cubre todos los aspectos de la gestión de la energía, desde la adquisición de datos mediante normalización y archivo a la redacción de informes y análisis energéticos. La cartera de productos de CentraLine contiene una amplia gama de medidores para la supervisión de la energía, el flujo y la electricidad de la calefacción y la refrigeración que permiten controlar los datos básicos de consumo. Los medidores eléctricos van desde la versión monofásica (32 A) a la trifásica (hasta 1500 A con convertidores). Los medidores de calor pueden cambiar automática­mente entre la medición de energía de calefacción y de refrigeración en base a las temperaturas de impulsión y retorno del sistema. Los medidores tienen flexibilidad para cubrir gran variedad de conexiones BMS incluidas el conteo de pulsos, la lectura MBUS y la lectura ModBus.

Los controladores HAWK o EAGLEHAWK de CentraLine pueden actuar como recolectores de datos de mediciones para el sistema del supervisor y pueden archivar los datos de medición hasta que el supervisor los recupere, lo que garantiza que no haya pérdida de datos. Además, estos controladores ofrecen funciones avanzadas para la normalización de datos entre las que se incluyen:

  • La compensación en valores constantes, como los «metros cuadrados de un área».
  • La compensación en datos variables que representan el resultado de producción, como «el número de coches producidos».
  • La compensación por datos ambientales mediante el cálculo, p. ej., de los grados-día de calefacción o refrigeración y su uso para la normalización.

Como resultado, los controladores de CentraLine pueden ofrecer datos de consumo comparables entre edificios y permiten por tanto la referencia directa. Además, los datos pueden presentársele al usuario de un modo relevante para su negocio en particular, p. ej. «kWh por m² y coche fabricado» para un fabricante de coches o «kWh por hora de clase y número de alumnos» para el director de un colegio. Las lecturas de los diferentes medidores pueden combinarse matemáticamente de manera sencilla para calcular, p. ej., el consumo total de energía eléctrica como suma de la de todas las plantas.

Finalmente, el panel de ENERGY VISION de CentraLine presenta los datos de un modo sencillo de comprender. Hay diferentes tipos de gráficos disponibles:

  • Los gráficos de línea simple o de barra ayudan a entender el consumo energético de un punto de datos único en un plazo definido. Un punto de datos puede ser un único medidor o varios medidores agregados.
  • Los gráficos de una línea o barra con varios ejes Y permiten realizar comparaciones entre diferentes puntos de datos en un plazo determinado. Un ejemplo de ello podría ser mostrar el consumo energético en un eje y los grados-día o la temperatura exterior en el otro.
  • Los gráficos circulares ayudan a comprender el porcentaje de la contribución de los diferentes medidores de energía al consumo total.
  • Las barras apiladas permiten comparar la contribución de los diferentes medidores de energía al consumo total en un plazo determinado.
  • Los gráficos de dispersión ofrecen un análisis detallado del consumo energético en base a una medición secundaria (p. ej., el consumo en base a la temperatura exterior). Este instrumento es muy útil para obtener una buena perspectiva sobre el potencial de optimización.
  • La norma ISO 50001 exige a las empresas gestionar la energía de un modo inteligente para conseguir mejorar. Algunas técnicas, como el análisis de regresión, la comparación con proyecciones compensadas por las condiciones climatológicas o la comparación con datos de uso históricos equivalentes, pueden desarrollar el conocimiento y la perspectiva. ENERGY VISION hace que estas complejas y sofisticadas técnicas sean accesibles para los usuarios generales y muestra la información en términos sencillos y fáciles de comprender. La presen­tación intuitiva de la información permite que las mejoras se comuniquen con eficacia en todo su negocio y hacia el exterior.
Leer más
Energy Management

PRODUCTOS

GESTIÓN DE LA ENERGÍA

ENERGY VISION

ENERGY VISION es una herramienta profesional para la comparación y el análisis del consumo energético basada en la tecnología web Niagara de CentraLine, que ofrece un amplio abanico de técnicas de gestión de los datos energéticos. ENERGY VISION es el sistema idóneo para:
-Ayudar en la gestión energética, el análisis y la optimización del funcionamiento de las instalaciones.
-Medir el rendimiento en varios niveles de edificios o complejos.

INTEGRACIÓN Y SUPERVISIÓN INTELIGENTES

ARENA

Supervisión de archivo a largo plazo y visualización del consumo de datos.

CONTADORES

CENTRALINE CONTADORES

El portfolio de CentraLine incluye una gran cantidad de contadores de energía térmica y frigorífica, flujo y electricidad.

INTEGRACIÓN INTELIGENTE

HAWK

Recolector de datos inteligente compatible con distintos tipos de medidores: Pulso (con un módulo de E/S digital, M-Bus, ModBus, LONWORKS). Permite el archivo de datos a corto plazo y la normalización de datos/cálculo de KPI.

INTEGRACIÓN INTELIGENTE

EAGLEHAWK

Controlador de edificio integrado con BACnet (IP y MSTP), incluida certificación B-BC, LONWORKS (FTT-10A e IP), ModBus, M-BUS, DALI, KNX, EnOcean. Integración de iluminación, atenuación de la luz y otras aplicaciones para edificios.

PERSPECTIVA

Los gráficos de dispersión son una potente herramienta de análisis del consumo energético en base a una medición secundaria. La mediciones secundarias son, p. ej., la temperatura del aire en el exterior o los datos de producción con los que está relacionado el consumo energético.

En el gráfico de dispersión anterior cada punto representa el consumo energético en un día específico, colocado sobre la temperatura media del aire exterior de dicho día. El análisis de la «nube de puntos» ofrece una interesante perspectiva sobre las características del edificio y los inquilinos:

  • El «codo» de la curva muestra el límite real de calefacción (o refrigeración) del edificio dado. La calefacción solo es necesaria por debajo del límite de calefacción y la refrigeración por encima del límite de refrigeración. Entre dichos límites solamente se gasta un poco de energía para calentar el agua de uso cotidiano en este edificio en particular.
  • La pendiente de la curva es un indicador de las pérdidas de transmisión del edificio. Cuanto más plana sea la curva, menor será el efecto de la temperatura externa del aire sobre el consumo energético. Las curvas pronunciadas con límites de calor altos indican pérdidas en la transmisión, que se pueden solventar mediante un mejor aislamiento.
  • Una desviación pronunciada de la nube de puntos con respecto a su curva de regresión indica una variación intensa del consumo energético en condiciones ambientales idénticas. Los motivos son muy variados y a menudo se deben al comportamiento de los inquilinos. Entre los ejemplos podemos incluir la variación de las horas de apertura en diferentes días, dejar las ventanas abiertas, una mayor demanda de agua caliente en determinados días (p. ej. debido a duchas en instalaciones deportivas), etc. Dichas variaciones, en especial si son frecuentes o incluso cotidianas, requieren un mayor análisis. En el gráfico anterior los valores atípicos regulares en la parte inferior están causados por un uso reducido del edificio los fines de semana, lo que supone un comportamiento esperado. Los valores atípicos regulares por encima de la curva de regresión están causados por un programa de temporización configurado de manera incorrecta, que provoca que la calefacción funcione a altas temperaturas continuamente un día de la semana. Una vez que se identifica el problema se puede resolver fácilmente corrigiendo la programación del sistema de calefacción.
Leer más